miércoles, 24 de diciembre de 2014

domingo, 21 de diciembre de 2014

Investigación de La Otra Trama en Córdoba: Los perros del Narco

A continuación, una breve presentación del especial multimedia que Fopea presenta en el marco de La Otra Trama. 




En la misma mesa donde se corta la droga, la Policía se encuentra con los cuadernos con las tareas escolares a medio hacer. Un chico consigue su primer trabajo: salir a segundear. Segundear, verbo, acción de acompañar a otro que vende, lleva o trae drogas. Otro tiene 18 y ya es un veterano, que toma desde los 11, vende desde los 14 y ahora, que es padre, se quiere retirar. Un transa, un cura, militantes barriales, los médicos que ven los abusos de drogas. Con voces y datos diversos, que no se quedan en el relato policial/judicial, “Los perros del narco”, especial multimedia realizado por los periodistas Edgardo Litvinoff, Juan Carlos Simo, Juan Manuel González y Ary Garbovetzky y editado por el Foro de Periodismo Argentino (Fopea), narra cómo es crecer en economías dominadas por las drogas en Córdoba.

El trabajo de investigación, publicado en investigacionesfopea.com y abierto para su publicación en medios de todo el país, es parte de la iniciativa La Otra Trama.

En la ciudad de Córdoba hay 23 barrios con calles controladas por las redes de tráfico y microtráfico de drogas, es decir que hay un alto nivel de tráfico, con pocos y pequeños dealers, pero organizados, con un control del espacio público y de la violencia.  A su vez, hay otros 40 sectores que tienen negocios narcos en transición o aún desorganizados. El año pasado, el 81 por ciento de los homicidios cometidos en la ciudad se produjeron en alguno de estos 60 barrios, donde la droga parece actuar como un “permisor delictivo”, un desinhibidor de las soluciones violentas a los conflictos.

La cantidad de menores con medidas judiciales en la mayoría de esos 23 barrios con actividad narco encendió señales de alerta en el Gobierno provincial: de los 1.793 adolescentes con medidas judiciales en la ciudad de Córdoba, casi el 40 por ciento (701) vive en un barrio donde el narcomenudeo está presente de manera organizada o en vías de hacerlo. Si se suman los menores que viven en barrios aledaños, de fronteras confusas, ese porcentaje crece.

La preocupación de las autoridades es una constante: está presente en quienes trabajan en la prevención, en la rehabilitación de adictos y con los chicos judicializados.

–Los narcos van comprando casas contiguas para hacer cocinas, se comunican por los patios traseros. Muchos chicos empiezan en esos lugares armando los paquetitos. Les pagan con droga, para que a su vez ellos la vendan– cuentan, desde los barrios más afectados.

En los territorios de la actividad narco hay un código propio. “Cambiaron las reglas del barrio. Y eso cambia las formas en las que uno puede acercarse a los chicos”, se lamenta una militante. En esas economías, en esos juegos con reglas propias, ya sea por una acción deliberada o por omisión, se crea la zona liberada para que funcione el sistema, con complicidad o aceptación pasiva de las fuerzas de seguridad.

Las familias de los narcos conocidos son intocables: todos las conocen, pero nadie se mete. Son, además, grandes sostenes de las economías hogareñas y no hay nadie que no les deba un favor: plata para un remedio, juguetes para los chicos, camisetas para el equipo de fútbol... Uno de ellos es famoso porque en su cumpleaños corta la calle e instala grupos de cuarteto para la fiesta. Todo el barrio está invitado. Se come, se toma, se fuma.

Un cura que tiene un taller de herrería para construir una alternativa a la inclusión económica que ofrecen los narcos, describe así el contexto: “El narcotráfico ha ido ocupando un espacio muy fuerte. Los narcos grandes buscan a uno para que venda, a otro para que guarde, otro que cuida la cuadra (tero)... y a la gente que no pueden captar le van haciendo favores para captarla: le pagan la fiestita de 15 a la chica, les instalan un bañito…Pasó de ser simplemente un mercado a ser una red social”.


Cómo citar este trabajo

Los medios que deseen publicar el contenido pueden hacerlo con la condición de comunicar su voluntad a fopea@fopea.org y atribuir fuente del siguiente modo:

La versión original de este trabajo está disponible en www.investigacionesfopea.com. Fue realizada por Ary Garbovetzky, Juan Manuel González, Edgardo Litvinoff y Juan Simo gracias al financiamiento de “La Otra Trama”, un espacio de organizaciones de la sociedad civil enfocadas en acciones contra el crimen organizado en la que participa el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA).


viernes, 19 de diciembre de 2014

La Otra Trama y el retroceso en el contenido de las Declaraciones Juradas de Funcionarios/as Públicos/as




Las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los/as funcionarios/as públicos/as son instrumentos clave con los que cuenta la ciudadanía y los organismos especializados para identificar potenciales enriquecimientos indebidos, incompatibilidades o conflictos de interés en el ejercicio de la función pública. El libre acceso a información clara y completa de las DDJJ resulta de especial relevancia para detectar presuntos desvíos de fondos y prácticas corruptas en la administración de la cosa pública, y garantizar no sólo la transparencia y la efectiva rendición de cuentas gubernamental, sino el ideal de construcción colectiva de una democracia de calidad.
Sin embargo, el sistema de DDJJ en Argentina ha dado retrocesos significativos en los últimos meses. En mayo de 2013 el Congreso de la Nación sancionó la Ley de Publicidad de las Declaraciones Juradas de los/as funcionarios/as públicos de todos los Poderes del Estado, que complementa la ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública. A partir de las normas reglamentarias dictadas por los distintos poderes del Estado, se han producido serios déficits en materia de transparencia, en tanto la información disponible en las DDJJ se restringe severamente: ya no es posible acceder a la información correspondiente a los bienes de cónyuges e hijos/as menores, ni de empleos anteriores de los/as funcionarios/as públicos/as.
Reducir la información accesible de las DDJJ quita herramientas para detectar enriquecimientos indebidos y para combatir actos de corrupción -incluyendo eventuales vinculaciones entre funcionarios/as públicos/as y actividades delictivas de criminalidad organizada, entre otras-.
Es por ello que las organizaciones ACIJ y Contadores Forenses, integrantes de La Otra Trama, realizaron el siguiente video explicativo que presenta los principales problemas de la normativa vinculada a las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los/as funcionarios/as públicos/as, y llama la atención sobre la necesidad del íntegro cumplimiento de la Ley de Ética Pública para prevenir y detectar prácticas corruptas.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Contadores Forenses dio una conferencia en el Banco Mundial

Entre el 8 y el 10 de diciembre de 2014, por tercera vez se reunió en la sede de Washington, DC del Banco Mundial la Alianza Internacional contra la Corrupción (ICHA). 

Alfredo Popritkin, titular de Contadores Forenses, fue invitado a exponer sobre la experiencia en Argentina en el control de patrimonio de sus funcionarios públicos, a través de sus declaraciones anuales. 

Al evento asistieron 300 personas provenientes de 130 países, de los 5 continentes. Entre los asistentes se encontraban procuradores, fiscales, jueces, representantes de oficinas anticorrupción y policías. También participaron miembros de organizaciones civiles y académicas. 

La entidad organizadora y los concurrentes coincidieron en la preocupación sobre las consecuencias que genera la corrupción en los países y la necesidad de trabajar coordinadamente en esta materia.
Los sistemas de divulgación de información financiera, conocidos en Argentina como declaraciones juradas, están recibiendo cada vez más atención y reconocimiento entre los profesionales dedicados a la lucha contra la corrupción, ya que combinan la prevención y la detección en una sola herramienta. 


La conferencia dictada por Alfredo Popritkin se centró en destacar las experiencias en la utilización de las declaraciones juradas en investigaciones sobre el comportamiento poco ético, conflicto de intereses y los delitos relacionados con la corrupción. El panel puso especial énfasis en el "cómo" se utilizaron estos instrumentos para apoyar las investigaciones, lo cual sirvió para realizar recomendaciones prácticas a la audiencia internacional. 

Para ver más información sobre la participación de Contadores Forenses en este foro, visitar el Blog de Contadores Forenses

martes, 9 de diciembre de 2014

Anticorrupción: el sistema de declaraciones juradas en Argentina


Con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, establecido por la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción para ser conmemorado hoy, 9 de diciembre, ACIJ y Contadores Forenses realizaron un video explicativo sobre la problemática. El video presenta la normativa vinculada a las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los/as funcionarios/as públicos/as, y la necesidad del íntegro cumplimiento de la Ley de Ética Pública para evitar todo tipo de prácticas corruptas.

La corrupción es una práctica que se da entre particulares, pero que tiene un amplio espectro de consecuencias corrosivas para la sociedad en su conjunto. Socava la democracia y el estado de derecho, da pie a violaciones de los derechos humanos, distorsiona los mercados, menoscaba la calidad de vida y permite el florecimiento de la criminalidad organizada y otras amenazas a la seguridad y dignidad humana. En este marco, los integrantes de La Otra Trama planteamos la necesidad de combatir activamente la corrupción. 

A continuación, se presenta el video de la campaña, que invitamos a difundir: